El individualismo nuestro de cada día: sobre la necesidad de crear comunidades funcionales

Sabemos cómo la lucha de diversos colectivos fue importante para que hubiese cambios substanciales en el mundo occidental, la revolución francesa, las sufragistas y el movimiento negro en EEUU entre otros fueron los responsables por hacer del mundo un lugar un poco menos injusto.

También es sabido que occidente es más individualista que los países considerados del tercer mundo. Lo que igual no sabéis es que estudios que hablan sobre el índice de felicidad de las poblaciones, justifican la aparente supremacía en términos de felicidad que se vive en el tercer mundo debido a la malla social que poseen.

En la práctica, es vivir sabiendo que tienes soporte y apoyo, no sólo de tus parientes más cercanos, sino que también de tus amigos y vecinos para cualquier eventualidad, es un no sentirse sólo que occidente está exhaustivamente vendiendo como “ahogo”, o “demasiada” dependencia.

En occidente es un desafío crear colectivos que funcionen como malla social de calidad porque la individualidad, además de otros factores como por ejemplo el machismo (que hace con que las mujeres se vean como competencia entre si) ya hacen parte de la cultura y están dentro de las personas de una manera más intensa.

Eso no quiere decir que todas las personas occidentales sean extremadamente individualistas mientras allá todos son colectivistas y cooperativos, pero sí que, en un promedio general, y confirmado a través de índices de suicidios y depresión, queda claro que nos sentimos (y estamos) más solos en occidente.

Entretanto, sin embargo, todavía, la necesidad de crear lazos en el escenario que vivimos hoy se vuelve muy obvia, principalmente cuando formamos parte de una minoría invisibilizada por los medios de comunicación. Mientras estamos solos, somos débiles, y no conseguimos alzar nuestra voz. Por poner un ejemplo, la comunidad negra de España no consiguió cancelar de la tele la campaña publicitaria de Colacao el año pasado.

Además de no ser escuchados cuando gritamos, tampoco nos consideran en el momento de dibujar una nueva campaña.

Necesitamos organizarnos, y nuestro colectivo es un intento honesto de ello. Si quieres unirte, escríbenos. Que estemos todas juntas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s