Feminismo decolonial: porqué el binarismo de género es colonialista y eurocéntrico

Cómo occidente destruyó a sociedades de géneros múltiples ancestrales a través de la colonización, para qué en la actualidad finalmente, acabe tratando a la cuestión trans como parte de su propia evolución y desarrollo

Antes de la colonización, muchas culturas indígenas y africanas (entre otras) tenían asumido un espectro entre lo que entendemos hoy como binarismo (ser hombre o ser mujer). Cuando vinieron los colonizadores, estas culturas fueron tiranizadas, por ser vistas por los occidentales como “menos desarrolladas” y “salvajes”. Sin embargo, una persona actualmente leída como trans, que en nuestra sociedad, en 2018, todavía sufre cientos de prejuicios, en esas sociedades “subdesarrolladas” sería vista simplemente como una más, sin que existiera la necesidad de ajustarse al sistema binario, es decir: no tenía necesariamente que encuadrarse en las etiquetas de “hombre” o “mujer”. Diversas sociedades indígenas precolombinas, por ejemplo, reconocían positivamente la homosexualidad y admitían el concepto del “tercer género”, que no es entendido como una estructura estancada, sino como el reconocimiento de que las relaciones de género no se reducen al binarismo, así, el tercer género representa un interminable gradiente de identidades que es rechazado por la concepción de identidad de género hegemónica. También es importante subrayar que estos géneros eran entendidos como una diversidad complementaria, donde cada uno era importante de forma igualitaria, sin que existiera entre ellos una jerarquía como en la estructura que fue impuesta por el colonizador.

Para romper con las estructuras de genero nativas, los colonizadores adoptaron gradualmente cuatro medidas principales, con el objetivo de vulnerabilizar, dominar y explotar estas poblaciones:

1. Las divinidades femeninas fueron sustituidas por las masculinas;

2. Destruyeron las formas de gobierno tribal y las filosofías sobre las cuales se constituían;

3. Expulsaron a las poblaciones de sus tierras, que privadas de su sustento fueron forzadas a recurrir a las instituciones sociales blancas para sobrevivir;

4. Finalmente, la estructura de clan, más comunitaria y basada en el politeísmo, en la complementariedad de los géneros y en el ginocentrismo (un concepto que representa a “la mujer” en el centro) no autoritario, es necesariamente sustituida por la dominación masculina ejercida en el interior y por intermediación de la familia nuclear.

Así, gracias al establecimiento del estado colonial, estas sociedades perdieron no solo su autonomía, sino también sus sistemas de género nativos, que fueron sustituidos poco a poco por nuestro sistema actual, binario y jerarquizado, donde fue también implantada la figura de la mujer tal y como la conocemos hoy.

Por eso, podemos afirmar sin sombra de duda que el binarismo es colonialista y eurocentrista, además de formar parte de un sistema de opresión que lleva a la desigualdad en todos los ámbitos.

Ese es uno de los temas que nos obliga a cuestionar el mito del desarrollo creado por occidente, hoy día el transactivismo y las cuestiones intergéneras son presentadas como algo posmoderno y de alguna forma fruto del pionerismo occidental, todo ello bajo el manto del desarrollo, que esconde la apropiación y destrucción de culturas milenarias que tenían la diversidad normalizada en la era precolonial.

Para saber más:

Diversidad de géneros en los pueblos indígenas: de la constatación histórica a la afirmación política

El binarismo de género como dispositivo de poder social, corporal y subjetivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s